“La culpa de todo es de Le Corbusier”

Hace unos días me quedé mirando la pared de la estación de Atocha al entrar con mi vagón, había una pintada. Suelo fijarme mucho en esas cosas, yo creo que hay una fuerza mayor que me atrae hacia las frases escritas en las paredes. Pero eso es otro tema.

la-culpa-de-todo-es-de-le-corbusier

La culpa de todo es de Le Corbusier” imagen de Diego Hernández del blog Arquitectamos Locos.

La cosa es que me llamó mucho la atención porque no la entendía. No sabía quién era Le Corbusier y no comprendía de qué tenía culpa, o por qué la tenía. Me puse a buscar al instante porque no podía vivir en tal incertidumbre y me encontré con el siguiente blog: Arquitectamos Locos

Lo cierto es que me ha solucionado bastante mis dudas, leed el artículo si queréis saber más. Os resumo un poco quien era Le Corbusier.

Este hombre, Le Corbusier, fue uno de los arquitectos modernos de la época de los años 30, además de urbanista, pintor, decorador de interiores, y otras tantas cosas que todos terminamos siendo por pasiones ocultas. Sabiendo que era urbanista, la pintada va cobrando más sentido. Cómo bien dice Jose Manuel Hernández Correa en su blog, “todo apunta a que el autor de la pintada padece alguno de los barrios del extrarradio de Madrid, y soporta diariamente el follón de los transportes públicos, con varios transbordos, con el tiempo justo, con líos de todo tipo. Vive en uno de esos barrios que siguen un modelo propugnado y propiciado por Le Corbusier (entre muchos otros) que prometía espacio, sol, ventilación, vegetación y que en realidad han quedado en algo mucho menos atractivo, y donde además hay un complejo y problemático tejido social, una patente falta de servicios públicos…“.

Con esto sabido, ahora la pintada tiene todo el sentido del mundo, pero lo que me llama la atención no es solo la profundidad de la frase, entendida al momento por aquellos que saben de arquitectura o saben de mil cosas y también de la obra de Le Corbusier, sino ese carácter crítico mezclado con un alto nivel de cultismo. El autor de la frase, se queja de la congestión del transporte público por las mañanas en pleno Atocha mediante una pintada que deja en evidencia a cualquier persona; porque tendrá, como yo, que ir a buscar el significado de la frase. Deja en evidencia probablemente a muchos de los trabajadores y gestores del transporte público de Madrid, que tampoco sabrán quién es Le Corbusier, demostrando con ello que no nos preocupamos del cómo se hace, sino de que se haga bien, sea bonito y sobre todo, barato.

Qué manera más bonita de llamarnos incultos, hipócritas y pasivos ante la vida en una pintada en medio de una pared. ¿Quién dijo que los graffitis eran de una clase social baja?

*Lamento comunicar que desde mediados de Mayo de 2017, el graffiti ha sido borrado por las autoridades pertinentes, pero siempre quedarán las fotografías.

Con el tiempo, desde la publicación de este post, he ido encontrando más información sobre Le Corbusier y dado que puede ayudar a que cada uno comprenda mejor lo que se entiende por la frase, voy a ir dejándolos por aquí.

Video de la Youtuber Ter sobre “La importancia del culo de Kim Kardashian”

P: ¿Cuál es el gran malentendido sobre Le Corbusier?
R: El gran error es convertirlo en responsable de las malas copias que tuvo. Vivo en un edificio brutalista horroroso; Le Corbusier fue el primer arquitecto brutalista, de modo que la culpa de que mi casa sea fea es de Le Corbusier.

Entrevista en El Mundo a William Curtis

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s